Entrada destacada

COMUNIONES VERDAD O MENTIRA??

"Se nos está yendo la pinza con las comuniones": el recordatorio del juez de menores Emilio Calatayud "Dejemos algo para...

Seguidores

SEGUIDME

miércoles, 17 de mayo de 2017

COMUNIONES VERDAD O MENTIRA??


"Se nos está yendo la pinza con las comuniones": el recordatorio del juez de menores Emilio Calatayud

"Dejemos algo para cuando se casen", propone el magistrado en un texto que ha viralizado



La primera comunión es una fiesta que supone un gasto muy considerable para muchas familias
La primera comunión es una fiesta que supone un gasto muy considerable para muchas familias.  Getty Images


Abril, mayo y junio son los meses de la primera comunión. La celebración de este sacramento va en ocasiones ligada a un importante gasto familiar, una preocupación para muchos padres., como demuestra el éxito que ha tenido en los últimos días un artículo titulado Mesura con los convites oficiales, que se nos está yendo de las manos.
"Lo que antaño era un chocolate con churros y un relojito hoy es un almuerzo master chef, un viaje a Eurodisney y el móvil de última generación. Y eso, como mínimo". Estas líneas están firmadas por el juez de menores de Granada, Emilio Calatayud, que publica sus opiniones sobre la educación de menores en su blog en el periódico granadino Ideal. La publicación en la página de Facebook del autor lleva casi 8.000 compartidos desde el 12 de mayo, cifras elevadas incluso para él, acostumbrado a que sus opiniones se compartan y se comenten a menudo.
Cada  día  me hago mas  fans  de Emilio  Calatayud  tiene  mas  razon  que un  templo. cada  día  las comuniones  no  son mas comuniones.

Lo comparto  tal  cual  este  articulo  pequeño pero que se  hace  viral  en las  redes.
Vosotros que  pensáis?? sera que las comuniones  son  un  acontecimiento  social  mas que un  sacramento?
puede ser que  las comuniones  hipotequen a los padres que están luchando cada  dia para  salir adelante?
Veamos un poco, las comuniones como dice Emilio en el  pequeño  parágrafo, eran  pequeños  encuentros de  iniciación  cristiana que servia para  reunir  a la  familia y algunos  amigos. 
ahora me  dirán  cada  uno  qu e haga lo que  le de la  gana, perfecto, ahi de  acuerdo, cada  uno  tiene la  LIBERTAD DE  ELECCIÓN  y la  LIBRE EDUCACIÓN DE SU  HIJO (A)  pero  lo que  no  se puede comprender  es como  una comunión   se  puede  volver  en un fieston.
- primero  en la formación  los padres  y madres  no quieren  saber  nada,  solo quieren  saber  cuando es  la  inscripción  y  cuando la  comunión y si por ellos  fuera mejor no asistir  a nada 
- Segundo hemos dejado a un lado  todo lo  referente  a Dios,  independientemente  a sus  creencias,  pero  seamos  consecuentes en todo y para  todo. Si  digo no  creo, pues no hagas el pantomima de  querer  hacer lo que  quieres  con  esto que si  algunos  creen. O mas  fuerte  todavía  quieren  los padres  refundar  todo  para que este  a sus anchas.

REPITO:  RESPETO  LA OPINIÓN Y ELECCIÓN  DE CADA  UNO   ya me estoy  viendo  aquí con  mensajes  pero  estaría  bueno que  seamos consecuentes  y no nos gastemos  lo que no tenemos.

martes, 9 de mayo de 2017

FIESTAS 8-9 DE MAYO 2017 TORRES DE BERRELLEN

La imagen puede contener: una persona

Virgen del Castellar  2017

La imagen puede contener: 4 personas, exterior

San Gregorio de Ostia Junto  a la Virgen
La imagen puede contener: cielo, nubes y exterior

pregon desde el  ayuntamiento 

La imagen puede contener: 3 personas, personas de pie, cielo y exterior

Paloteadores  

La imagen puede contener: 6 personas, personas de pie, niño(a) y flor

Ofrenda  de Flores 

martes, 2 de mayo de 2017

FIESTAS PATRONALES 2017

Conservaba todas estas cosas,
meditándolas en su corazón» (Lc 2,19).

La imagen puede contener: una persona, interior
Celebrar las fiestas es recordar todas las historia de nuestras familias, el recorrido de nuestras vivencias personales camino de Peregrinación.

Mis estimados hermanos (a) en la Fe: Una vez más, nos reuniremos para celebrar lo más grande y hermoso de nuestra religiosidad popular las “FIESTAS DE LA VIRGEN DEL CASTELLAR” Madre: protectora, guía, modelo de humildad, sencillez y pobreza. A ella acudimos como todos los años dirigiendo nuestras peticiones y agradecimientos.

María se nos presenta como un vaso siempre rebosante de la memoria de Jesús, Sede de la Sabiduría, al que podemos acudir para saber interpretar coherentemente su enseñanza; esta en nosotros el querer o no querer acercarnos. 

Bienaventurada eres tú, María, porque has dado al mundo al Hijo de Dios; pero todavía más dichosa por haber creído en él. Llena de fe has concebido a Jesús antes en tu corazón que en tu seno, para hacerte Madre de todos los creyentes (cf. San Agustín, Sermón 215, 4). Derrama sobre nosotros tu bendición en este día consagrado a ti; muéstranos el rostro de tu Hijo Jesús, que derrama sobre todo el mundo su misericordia y su paz.

Una vez más comparto con cada uno de vosotros esta cercanía hacia Nuestra Madre, solo vosotros podréis gritar a los cuatro vientos cuanto queréis a la Virgen, solo vosotros haréis posible que nuestros jóvenes se acerquen cada día a su madre, solo vosotros  podréis contagiar el grito silencioso de una madre a su niño (a). Cada día tiene y debe ser un desafío para no perder lo que mantiene unidos a todos los habitantes de Torres de Berrellén, ayúdenme a cuidar de vuestra casa donde habita la única que nos hace pensar y nos hace gritar vivas. Nunca Olvides que esta es tu casa donde recibiste el: Bautismo, la Comunión, la Confirmación, el Matrimonio y donde posiblemente te despedirás de tu pueblo.
La imagen puede contener: una persona, texto
No crees que es tiempo de dejar todo de lado y regalarle unos  minutos y decir Soy parte de esta comunidad? No te parece que es tiempo de Dar Gracias Juntos?

El Hijo de María nos dice: «No les tengas miedo,» (Jer 1,8) a nada, ni a nadie, en nuestro mundo es difícil ser diferentes pero no imposible Dios está con nosotros.


Les deseo Felices Fiestas y te pido una vez más: Acércate a la Casa de tu Madre que cuida de ti.

lunes, 1 de mayo de 2017

Quizás no creas en ti, pero Dios sí

Él me busca, desea caminar a mi lado, quiero aprender a encontrarlo en mi vida
Resultado de imagen de Quizás no creas en ti, pero Dios sí
Me sigo deteniendo en lo que no está bien. No veo la mano salvadora de Dios. No distingo sus palabras que me sanan. No me doy cuenta de su amor de predilección. Me quiere a mí. Viene a buscarme a mí en el camino. Sale a mi encuentro cuando menos lo espero.
Creo que está todo perdido. Me desanimo y dejo que la tristeza me embargue. Quiero ver a Jesús que viene a buscarme. Su amor por mí me conmueve. Me busca. Desea caminar a mi lado. Quiero aprender a encontrarlo en mi vida.
Lo reconozco en los lugares evidentes. En la eucaristía. En el Sagrario. Pero luego me cuesta verlo en mi vida. En las personas a las que amo, que me aman. En aquellos que no me buscan. En las alegrías de cada día y en las contrariedades.
Resultado de imagen de Quizás no creas en ti, pero Dios sí
En medio de mi camino. Él va conmigo. No me deja solo. Se pone a mi altura en medio de la vida. Esa forma de caminar a mi lado me emociona. No se olvida de mí. Sale a buscarme. Eso me anima.
Lo hace conmigo. Lo hace con el que se aleja de Él. Va a su vida. A su camino, a su rutina. Irrumpe en medio de lo sagrado de sus pasos. En ese camino deseo que arda mi corazón. Y la única forma es que sea en Dios.

Decía el padre José Kentenich: “El Espíritu Santo es quien nos capta, infunde calor a nuestro frío corazón y enciende en nosotros el amor por Dios y lo divino. Sin esta acción del Espíritu no debemos esperar mucho ni de nuestras prácticas ascéticas, ni del mutuo aliento que nos infundamos”[1].

En el camino su fuerza me inflama en el amor de Dios. El Espíritu Santo obra milagros. Me cuesta creer en su poder. Me he acostumbrado a controlar mi vida. Creo en lo que veo y dudo de lo que no veo.
Siento que mis fuerzas me ayudan a caminar y no creo tanto en el poder del Espíritu Santo que transforma todo mi ser e inflama mi alma. Me hace arder en la fuerza de Dios. Ese poder sobrenatural supera todas mis expectativas. Dios me quiere más de lo que yo imagino.
Resultado de imagen de Quizás no creas en ti, pero Dios sí
Dios me ama por encima de todos mis miedos y tristezas. Cree en mí mucho más de lo que yo creo. Cree en el poder oculto de mis gestos y en la fuerza de mis palabras y obras. Jesús cree en mí y hace que arda mi corazón. Con sus palabras, con su presencia.
¿Qué hago en medio de mi vida para encontrarme con Jesús y dejar que su amor inflame mi espíritu? Necesito dejarme tiempo para caminar a su lado. Tiempo para recorrer el camino. Por eso me gusta la imagen del camino.

Jesús que camina a mi lado. Yo que invierto mi tiempo y mi vida caminando a su lado. Escuchando su Palabra que, como espada de doble filo, atraviesa mi corazón y me llena de su fuego. No quiero distraerme. No quiero quedarme bloqueado en mis tristezas.
Jesús viene a mí para que cambie mi camino, para que viva de forma diferente. Con otra mirada. Con otra forma de entender las cosas.

¿Arde mi corazón al escuchar a Jesús? Me gustaría vivir siempre esa pasión. Vivir enamorado, apasionado por Jesús. La vida me lleva. El mundo es más fuerte. Y me enfrío fácilmente. Dejo que lo importante en mi camino pase a un segundo plano. Voy lleno de cosas y vacío de Dios. Mi corazón no arde, no se conmueve, no se emociona.
Resultado de imagen de Quizás no creas en ti, pero Dios sí
Me gustaría vivir así siempre. Enamorado del Dios de mi vida. Ese que camina a mi lado y va descifrando conmigo mis dudas.
Hay personas empeñadas en que abra los ojos y entienda. Me lo dicen de muchas formas, a veces no de la mejor manera. Sé que sólo puedo llegar a entender cuando Dios está en mi alma. No es fruto de mi esfuerzo. No depende de cuántas veces me lo quieran hacer ver. Es una gracia, un don.


Sólo puedo acompañar y compartir. Acompañar con la lectura de la Palabra. Y compartir mi vida y mi pan, compartir la eucaristía. Donde Jesús está escondido. Donde se manifiesta oculto. Y no puedo abrir los ojos a la fuerza. Ni los míos, ni los de nadie. Y no por eso me niego al cambio. Simplemente acepto que mi vida está en manos de Dios.