Entrada destacada

DAR GRACIAS TE HACE MAS FELIZ

DAR LAS GRACIAS TE HACE MÁS FELIZ Por [María Langenheim] Hoy  me siento especialmente agradecida  y si hay algo que me hace feliz es ...

Seguidores

SEGUIDME

martes, 27 de junio de 2017

DAR GRACIAS TE HACE MAS FELIZ

DAR LAS GRACIAS TE HACE MÁS FELIZ
Por [María Langenheim]
Resultado de imagen de DAR GRACIAS MAS  Y MENOS  QUEJARSE
Hoy me siento especialmente agradecida y si hay algo que me hace feliz es dar las gracias, así que: GRACIAS.

Creo que he recibido más de lo que he dado. Así que estoy que no quepo en mí de la felicidad.
Y es que la palabra que más he leído últimamente era “gracias”. Y la que yo he dicho también era esa, por eso me ha dado por pensar en ello.

¿Por qué?
Pues por todo y por nada en particular.  Simplemente agradezco cosas.
Como tener una familia maravillosa, aunque en realidad igual no lo es tanto, pero tengo familia y me siento agradecida por ello. Agradezco tener piernas y poder utilizar ambas, agradezco el aire y el sol, agradezco los aguacates y las fresas, agradezco tener amigos…
Dar las gracias cada día me hace valorar lo que hay a mi alrededor, lo que vivo, lo que soy. Y eso me hace muy feliz.

Pero claro, esto de agradecer no siempre es sencillo, a veces el día a día es muy duro y complicado como para andar agradeciendo cosas, nos basta con sobrevivir.

Pero analizando esto he descubierto un proceso que se puede seguir para agradecer más y sentirse mejor, este proceso es el que sigo yo al menos… Y lo comparto contigo, no es ni mucho menos una ciencia exacta.

Porque no me considero ninguna Gurú del Agradecimiento, ojalá tuviera todo esto superado, no es así ni mucho menos, pero intento trabajarlo. Que para eso estamos aquí, para aprender y mejorar
Resultado de imagen de DAR GRACIAS MAS  Y MENOS  QUEJARSE
Los pasos clave que he descubierto

1. Salir del mundo de la queja:
Vivimos en un mundo en el que a veces para tener un tema de conversación hay que quejarse. Estamos totalmente enfocados a la queja, a lo negativo, a lo que falta, a lo que sobra…
Así es imposible fijarse en lo bueno y lo bonito que nos sucede o que tenemos en la vida. Así que el primer paso es alejarse y salir del mundo de la queja.
Tratar de enfocar los pensamientos hacia lo positivo, eso ayuda mucho en el camino del agradecimiento.
Y no es que yo nunca me queje, lo hago más de lo que me gustaría, pero al menos cada vez más me hago más consciente e intento evitarlo.
2. Dejar de querer más:
Cuando nada te parece suficiente y en lo único que piensas es en tener más, nunca agradecerás nada o al menos, no de verdad.
Vivimos para tener más, más de todo, dinero, relaciones, status, atención, zapatos, planes, amor, etc…. Pero nadie nos dice cuánto es suficiente, entonces no hay manera de parar.

Y no hay descanso, por lo que no hay tiempo para disfrutar y agradecer lo que sí se tiene.
Para sentirse agradecida, hay que dejar de desear más y observar lo que ya se tiene.

3. Consciencia:
Si observas detenidamente lo que ya tienes en tu vidas, realmente te darás cuenta de que hay mucho que agradecer.
Serás consciente de la cantidad de cosas estupendas que puedes disfrutar en este mismo instante, de hecho, deja de leer un momento y piensa en tres cosas que existan en tu vida y que puedes agradecer.
Pues a esas tres cosas apenas les das importancia si no traes tu atención a ellas y te haces consciente de todo lo bueno que ya mismo tienes al alcance de tu mano, sin tener que sufrir más ni trabajar más para tener más aún.

4. Lo bueno y lo malo:
¿Sabes qué? Que no solo agradezco las cosas buenas, … también agradezco las cosas malas.
Porque las cosas malas o que en un principio pueden parecer malas, también pueden traer cosas buenas, aprendizajes, experiencias, finales felices, relaciones nuevas… Lo que sea. Algo que en un principio podemos considerar negativo puede transformarse en algo realmente positivo.

5. La pescadilla que se muerde la cola:
Y me he dado cuenta de que no sé por qué, cuanto más agradezco, más cosas tengo que agradecer, más afortunada me siento y por lo tanto más feliz.
Yo creo que al final es una cuestión de costumbre, que paredes a ver lo positivo de las cosas y te fijas menos en lo negativo, pero creo que en realidad tiene más que ver con el último punto.

6. Atraes la energía que tu das:
Sinceramente creo que recibes lo que tú das.
Me pasa que cuando me siento agradecida doy, y a su vez los que reciben de mí se sienten agradecidos. Y cuando sonrío recibo sonrisas y cuando me enfado lo obtengo son malas caras.
Resultado de imagen de DAR GRACIAS MAS  Y MENOS  QUEJARSE
Te propongo un experimento

1. Observa tus quejas y trata de evitarlas, o de proponer una alternativa constructiva en vez de una simple queja. En vez de “Siempre vamos al cine y estoy harta (o)” prueba un “¿Qué te parece si hoy vamos al teatro?

2. Cuando te sorprendas pensando en que necesitas o quieres algo, piensa además en algo que ya tengas.

3. Al irte a dormir agradece tres cosas que te hayan ocurrido ese día.

4. Piensa en alguna consecuencia positiva de algo que consideres negativo. Y agradécelo. He salido más tarde del trabajo, pero me he encontrado a un amigo que hace tiempo que no veía. Agradece haber salido más tarde del trabajo.

5. Observa cómo poco a poco tu comportamiento y tus sentimientos van cambiando y te sientes más afortunada, más positiva.

6. Estate atenta de las reacciones de los demás o lo que recibes según lo que tu des al mundo.
Resultado de imagen de DAR GRACIAS MAS  Y MENOS  QUEJARSE
EN FIN

Que si quieres sentirte bien, una parte importante depende de lo que agradezcas en tu vida, porque son esas las cosas que te hacen feliz.
¿Te apetece compartir algo por lo que te sientas agradecido (a)?


miércoles, 21 de junio de 2017

EL TIEMPO

"¿El tiempo es: lento, rápido, largo, corto o eterno?
• El Tiempo es demasiado lento para aquellos que esperan…
• El Tiempo es demasiado rápido para aquellos que temen…
• El Tiempo es demasiado largo para aquellos que sufren…
• El Tiempo es demasiado corto para aquellos que celebran…"
― Cita anónima.

¡Cuántas veces hemos deseado detener el tiempo! Por ese instante que estamos viviendo, esa etapa o situación tan feliz que no queremos por nada que se nos vaya…
Resultado de imagen de el tiempo va pasando reflexiones
Hay veces que quisiéramos detener el tiempo, nos sentimos tan dichosas que decimos “¡Mi Dios detén este tiempo!” pero nada, el tiempo se va como agua entre nuestros dedos, y no podemos hacer absolutamente nada para pararlo. El tiempo es así, va pasando y no nos damos cuenta cuando estamos viviendo otros tiempos.
También hay otra cara de la moneda y es cuando el tiempo que estamos viviendo es cruel, nos duele hasta los huesos este tiempo que estamos viviendo, es tan horrible que sólo deseamos cerrar los ojos y pensar que es una pesadilla… y que “Dios mío, quisiera que el tiempo pase pronto, no me dejes en este tiempo abandonada a mi suerte y a todo lo malo que estoy viviendo”.
Tiempos de buenas nuevas, hay tiempos que en nuestras vidas nos marcan para siempre ya sea por alguien que amamos con todo nuestro corazón, por alguien que nos hizo sentir en las nubes que vivíamos un verdadero sueño de amor, un tiempo de una felicidad inexplicable y egoísta porque nos encerramos en ese sentimiento que nos hizo olvidar todo lo que nos rodeaba.
Resultado de imagen de el tiempo va pasando reflexiones 
¿Les parece conocida esta historia?
Creo que sí, porque siempre que estamos en un estado de felicidad nos encontramos tan bien con esa persona que todos los demás sobran, pero cuidado, recuerda que no puedes vivir eternamente apegada a una persona, hay que saber dejarles respirar o ese bello momento será una tortura a la larga.
Recuerden que el tiempo es lo único que no podemos detener, se manda solo, va por nuestras vidas entregando diferentes tipos de sentimientos.
 Resultado de imagen de el tiempo va pasando reflexiones
Siempre es bueno no alejarse mucho de nuestras familias o amigos porque algún día los necesitaremos aunque no queramos, no deseamos que nadie tenga que sufrir un día en la vida, pero parece ser que es un equilibrio, hay que sufrir para poder valorar la felicidad, no existe amor sin llorar alguna vez, entonces debemos estar atentas que nuestro tiempo en la tierra está llena de contrastes.

El tiempo, es como un camino que debemos caminar ya sea para nuestro bien o para nuestro mal, sólo hay que caminar sin detener nuestros pasos y sin mirar hacia atrás.

Resultado de imagen de el tiempo va pasando reflexiones

lunes, 19 de junio de 2017

EL GUSTO DE VIVIR

El gusto de vivir

Felices los que saben reírse de sí mismos, porque nunca terminarán de divertirse.

Felices los que saben distinguir una montaña de una piedrita, porque evitarán muchos inconvenientes.

Resultado de imagen de EL GUSTO DE VIVIR


Felices los que saben descansar y dormir sin buscar excusas, porque llegarán a ser sabios.
Felices los que saben escuchar y callar, porque aprenderán cosas nuevas.


Felices los que son suficientemente inteligentes, como para no tomarse en serio, porque serán apreciados por quienes los rodean.
Felices los que están atentos a las necesidades de los demás, sin sentirse indispensables, porque serán distribuidores de alegría.

Felices los que saben mirar con seriedad las pequeñas cosas y tranquilidad las cosas grandes, porque irán lejos en la vida.
Felices los que saben apreciar una sonrisa y olvidar un desprecio, porque su camino será pleno de sol.
Imagen relacionada
Felices los que piensan antes de actuar y rezan antes de pensar, porque no se turbarán por lo imprevisible.

Felices ustedes si saben callar y hasta sonreír cuando se les quita la palabra, se los contradice o cuando les pisan los pies, porque el Evangelio comienza a penetrar en su corazón.

Felices ustedes si son capaces de interpretar siempre con benevolencia las actitudes de los demás  aún cuando las apariencias sean contrarias. Pasarán por ingenuos: es el precio de la caridad.
Resultado de imagen de EL GUSTO DE VIVIR
Felices sobretodo, ustedes, si saben reconocer al Señor en todos los que encuentran, entonces habrán hallado la paz y la verdadera sabiduría.