Entrada destacada

DAR GRACIAS TE HACE MAS FELIZ

DAR LAS GRACIAS TE HACE MÁS FELIZ Por [María Langenheim] Hoy  me siento especialmente agradecida  y si hay algo que me hace feliz es ...

Seguidores

SEGUIDME

jueves, 23 de junio de 2016

Verano y Vacaciones…???

Ya llegaron Tiempo de Verano  y Vacaciones…


Se acerca el final de curso y tenemos las vacaciones de verano a la vuelta de la esquina. Se trata de un periodo muy especial para nuestros hijos que lo ven como un continuo e interminable fin de semana que tienen para disfrutar. Los padres tenemos una visión distinta de este periodo en el que los niños han de estar “sin ir al cole” (se nos olvida que nosotros también fuimos niños) ya que tenemos que organizar y hacer planes para poder aprovechar al máximo el verano. Y no es tan sencillo como parece…


“Deprisa. Haz maleta, mete ropa, saca ropa, cierra maleta. No te olvides de la toalla, que no sabemos si habrá en el apartamento. ¿Has cogido los billetes? No nos va a dar tiempo, ¡de verdad!, siempre tarde a todos lados. Lleva crema de sol. Pero ¡hombre no!, protección 50, que con esto del cambio climático ya no te puedes fiar. ¿Hemos cerrado bien la puerta? ¿Todo en orden?” Y bla bla bla… ruido, ruido y más ruido. Pero un momento, ¿todo en orden? Sí, ya sé que la casa está bien cerrada y el perro tiene comida para los próximos 7 días. Pero, ¿y tú?, ¿todo en orden?
Tiempo para estar con los amigos: Es momento para disfrutar y pasar tiempo con los amigos
En estos días tuve la oportunidad de participar en un  seminario, en que nos daban cuenta, que nos pasamos el tiempo de las vacaciones, como la  etapa más dura y crítica de la vida, todos  queremos  salir tan pronto sea posible para nuestro destino…  o no es cierto???  Las prisas  a veces nos hacen malas pasadas…
La pregunta del millón es  cuando comienza las  vacaciones??? 
Es cuando salimos de casa o es cuando llegamos al lugar de reposo??  Digo reposo no sé si es tanto  asi??
Al momento de salir de casa queremos llegar tan pronto sea posible, vos no crees que esas  prisas te pueden llevar  tan lejos que en vez de ser vacaciones se puede convertir en pesadilla??
Seamos sensatos y sobre todo  responsables con nuestras acciones, recuerda, señor (a)  conductor (a)  que la vida es mucho más que ese  tiempo de descanso que  en ese  vehículo que usted conduce llevara nada más y nada menos a su familia o a sus amigos más cercanos.
Esto lo dire en mayúsculas: POR FAVOR CUANDO  CONDUZCAS DEJA EL MOVIL, DEJA A UN LADO LAS REDES SOCIALES, NO POR NO UTILIZAR UNOS MINUTOS NADIE  SE MURIO…SE  RESPONSABLE CON LOS TUYOS…


Que este tiempo sea un tiempo también propicio para  reflexionar,  un tiempo en que la familia sea siempre el centro de nuestro caminar.
No olvides que Dios existe…  no sé como  pero si existe… dale un poco de tiempo también a El… no lo dejes de vacaciones, más al contrario busca momento de paz y armonía en tu vida interior, con esto no te digo que te pegues horas y horas en los templos… simplemente quiero decirte que es bueno, no olvidar, de dónde  venimos… Él no se olvida de nosotros y  vos tampoco te olvides de él. Recuerda que la vida da un giro de  180 grados…

Y por último… es de valientes vivir con los ojos bien abiertos, porque como decía la Madre Teresa: Se puede encontrar Calcuta en todas partes, si tienes ojos para ver, y no solo para ver sino para mirar”. Es de valientes ser responsables, y cambiar nuestro pedacito de mundo. Es de valientes vivir con las manos abiertas a los demás, pero sobre todo, es de valientes escucharnos, porque si no eres tú el que caes en la cuenta de que puedes salvar el mundo, de que tu mundo está deseando que le ayudes, de que tienes que conocer para ayudar, de que tienes una responsabilidad para cambiar y de que tienes que ver para saber, nadie lo hará por ti. Por eso es de valientes parar y escucharnos, porque tú y solo tú sabes la gran y apasionante misión que tienes por delante.


Mi vida no se sale de lo común, pero en ella hay Alguien –Dios– que le da un sentido distinto, otra forma de afrontar mi realidad valorando y comprendiendo que cada minuto de mi día es una oportunidad para ganarse el cielo. 

Los que son creyentes y practicantes pueden encontrar en las vacaciones un tiempo precioso para hacer lo que quizás no han podido hacer durante el resto del año: además de ir a la misa del domingo, hacer un poco de oración personal o en familia, peregrinar a un santuario de la Virgen para encomendarle nuestras necesidades y deseos, y visitar algún enfermo de la familia o anciano que está solo. El consejo del sabio y santo pontífice Benedicto XVI sigue siendo útil: «¡En este verano, no pongáis a Dios de vacaciones. Pensad en rezar y en ir a misa los domingos! Que la Virgen María, modelo del corazón que escucha, nos acompañe en nuestros caminos humanos!».

sábado, 18 de junio de 2016

TIEMPO AL TIEMPO


El tiempo, se encargará de sanar las heridas, si se le es permitido.
El tiempo, hará realidad los sueños, si en verdad se ha luchado por ellos.
El tiempo, llenará todos los vacíos, si estamos realmente abiertos y así lo queremos.

El tiempo, nos devolverá la paz que habíamos perdido, si hacemos algo por recuperarla. Por eso, hay que darle tiempo al tiempo.
El tiempo, puede encender de nuevo la llama de la ilusión, si así lo soñamos.
El tiempo, nos enseñará a vivir sin lo que se había perdido; si queremos aprenderlo.


El tiempo, pondrá en nuestras manos los frutos de lo que hemos sido y vivido, porque es lo que realmente nos ofrece el tiempo; por eso, solo de uno mismo depende que seamos sus amigos o enemigos. Hay que saber darle tiempo al tiempo.
El tiempo, puede fortalecer o matar un amor, sin ser culpable de lo que ocurra.
El tiempo, devuelve o quita la ilusión; dependiendo de nuestra fuerza interior.

El tiempo, logra que algunos caigan en la rutina, según como vivan la vida; No depende del tiempo lo que nos pase; hacemos parte del tiempo, pero se nos da la libertad de saberlo aprovechar o simplemente dejarlo pasar.
El tiempo no se devuelve, ni se detiene; camina a su ritmo; aunque a veces parezca que vuele o se estanque, según el momento que vivimos.
El tiempo sana o hiere, quita u ofrece, mata o da vida, llena o vacía, sin ser culpable de lo que a su paso ocurra, porque no es él quien realmente actúa, somos nosotros los que vivimos en el tiempo.

El tiempo, transforma, renueva o envejece; pierde o recobra su valor según como le utilicemos, se gana y multiplica cuando vivimos intensamente lo que trae consigo en cada segundo que se nos regala; hay tiempo mal invertido, que se nos escapa aún sin haberlo vivido, es el tiempo que muchas veces pasa desapercibido y cuando se nos acaba sin avisar, nos lamentamos por lo que se pudo hacer, pensar y sentir y no lo hicimos.

Somos parte del tiempo, somos el resultado de lo que en el vivimos o generamos; somos los que quizás nos detenemos creyendo interrumpir su marcha, quedándonos en un pasado al que nos aferramos, o un presente que al parecer no avanza y aleja de nosotros la visión del futuro que se nos viene; olvidando que el tiempo no se detiene, porque pase lo que pase el reloj sigue corriendo, al mismo ritmo, marcando el paso que solo le da el tiempo.
Dale tiempo al tiempo…

jueves, 16 de junio de 2016

PRIMERA LECCION PARA RECIBIR CARIÑO

Preguntaron a una madre cuál era el secreto para obtener que sus hijos fueran tan amados por los demás, y ella respondió:
"Mi primera lección es enseñarles a sonreír".
Y resumía así los consejos que ella da a sus hijos:
Sonríe, sonríe, hasta que notes que tu continua seriedad o tu severidad habitual hayan desaparecido.
Sonríe, hasta que logres que el calor de tu rostro alegre, caliente tu corazón que tiende a ser frío.


Recuerda que tu sonrisa tiene un trabajo que hacer:
ganar amigos para ti, y almas para Dios. Puedes ser apóstol con sólo sonreír.
Sonríe a los rostros solitarios.
Sonríe a los rostros enfermos.
Sonríe a los rostros arrugados de los ancianos.
Sonríe a los rostros sucios de los pordioseros.

Deja que en tu familia todos gocen de la belleza y de la inspiración que provienen de tu rostro sonriente.
Cuenta, si tú quieres, el número de sonrisas que la tuya haya despertado en otros durante el día.
Ese número representa cuántas veces tú has fomentado la felicidad, la alegría, el ánimo y la confianza en otros corazones.
La influencia de la sonrisa se extenderá hasta donde tú ni siquiera alcanzas a sospechar.
Tu sonrisa te abre muchas puertas, allana las dificultades y hasta puede obtenerte excepcionales favores.
Puede ser un comienzo de conversión a la Fe.


Puede ganarte un sinnúmero de verdaderos amigos.
Y sonríe también a Dios: aceptando lo que él quiere que te suceda, porque ya sabes que todo redunda en bien de los que aman al Señor.

Sufrir con amor es delicioso, pero sonreír en el sufrimiento es el arte supremo del amor.
Sonreír en el sufrimiento es cubrir con pétalos vistosos y perfumados las espinas de la vida, para que los demás sólo vean lo que agrada, y Dios, que ve en lo profundo, anote lo que nos va a recompensar.
Y así obtendrás que en el último día, Cristo tu Juez, te sonría también satisfecho y te lleve a donde nunca vas a dejar de sonreír.