Entrada destacada

COMUNIONES VERDAD O MENTIRA??

"Se nos está yendo la pinza con las comuniones": el recordatorio del juez de menores Emilio Calatayud "Dejemos algo para...

Seguidores

SEGUIDME

jueves, 29 de octubre de 2009

NUESTROS ENCUENTROS

1. Todos los niños de la iniciación a los sacramentos deben participar en las misas los domingos a las 12:00

2. Se invita a las personas adultas que no pudieron recibir confirmación a prepararse en nuestra parroquia.

3. La Catequesis empieza esta semana 5 y 6 de Noviembre:

Torres: Viernes 17:00 – 18:00 PRE – COMUNION Y COMUNION.
MARLOFA LAJOYOSA: JUEVES 18:00 – 19:00 COMUNION

Tomar en cuenta que primer año de catequesis solo será en Torres.
Confirmación PRIMER AÑO VIERNES 18:00 – 19:00

                      SEGUNDO AÑO: 20:00 – 21:00

Queridos  niñ@s,  jovenes, señoritas, grandes  y pequeños:

Hoy  os invito  a participar  de esta  nueva aventura, EL  CAMINO DE CONOCER  A  JESUS, a este  hombre grande en  virtudes  que  cada  dia esta junto a vosotros,  venid todos las puertas  de  vuestra  casa esta  abierta.
Juan Pablo II llamaba a todos los  jovenes, como  la esperanza  del  mañana de  este  mundo, pues  conoscamonos  cada  dia mas y mas  formandonos  como  hijos de la luz.
Cada  dia  es un  nuevo  desafio y es  necesario  que la  Iglesia sea  el  signo visible  de la  nueva  era de la  cultura del  amor,  de  la  cultura de  la  vida, de la paz  y la solidaridad.
Es necesario que  todos seamos una  familia que  de Testimonio de su Fe y Caridad para con los demas.

COMISION PASTORAL  Y  VUESTRO  PARROCO



ACTIVIDADES  DE LOS  CATEQUISTAS  A  TOMAR  ENCUENTA

14   NOVIEMBRE   Curso monografico  en  la Parroquia de Utebo,  hora  10:00  de toda la  Vicaria.
07   NOVIEMBRE   Encuentro de agentes de Caritas   en Zuera  09:30
21   NOVIEMBRE  Asamblea  Catequistas en la parroquia de Figueruelas con misa de Envío 16:00

07   DICIEMBRE   VIGILIA  INMACULADA  22:00  PARROQUIA  DE  PEDROLA
                               Participan  tambien los  grupos  de  Confirmacion primer  y  segundo  año.

09  DICIEMBRE  CAMPAÑA PRESENTACION CARITAS  17:00

19  DICIEMBRE  DIA  DE  FORMACION  CATEQUISTAS   ALAGON

13  MARZO DE 2010  ENCUENTRO  DE  CONFIRMACION  EN LA PARROQUIA  DE  PINSEQUE

17  DE  ABRIL .  ENCUENTRO CONVIVENCIA  CATEQUISTAS  HORA  13:00  ALAGON 

05 DE  JUNIO   ENCUENTRO DE  COMUNION ARCI PRESTASGO  EN  SORIA  "LA  MISERICORDIA" 

Como  veran  queridos  hermanos,  subi  casi  todas las  actividades de  nuestra  vicaria  y  arci prestasgo  de la  geston  2009 - 2010 para  que  vayan agendando.


NUESTRA  COMUNIDAD  RECIBE CON GRAN  AFECTO  EL  XI  ENCUENTRO DE  CORALES DE PROVINCIA DE  ZARAGOZA  2009

DIA SABADO 07 DE NOVIEMBRE

Los  Cantores de Unica  Alagon
Asociacion coral Harmoniai Ateca
Asociacion Coral Octavus Ad Urbem Utebo
Agrupacion Cultural Coral Boayen  Boquiñeni
Coral Morata De  Jalon

Sabado 14 de noviembre

Coral de herrera de los  Navarros
Coral Voces del Jalon Ricla
Coral Polifonica De Ejea
Asociacion Zufariense de l aTercera Edad  Zuera.
Agrupacion Municipal  Santa Cecilia  Mallen.
Agrupacion  Coral Fray Martin de Alpartir.

Sabado  21  de  noviembre

Coral Municipal san  Borombon  Mozota.
Coral Cantores  de Maria de Huerva
Coral Municipal  Sobradiel
Coral Municipal de Brea  de  Aragon
Sociead  Artistico Musical de Magallon
Coral  de  Torres de Berrellen.
Os  repito  nuevamente  bien  venidos  queridos  amigos que nos  deleitan con  la  belleza de  vuestras  voces, San Agustin  dice  muy bellamente  "  el que  canta  ora  dos  veces" pues  cantemos  al  señor de  los  señores.

Benedicto XVI: La Tradición abre acceso a la Escritura

domingo, 25 de octubre de 2009

REFLEXION DOMINICAL XXX TIEMPO ORDINARIO



SANTA CRUZ - 23/10/2009 ( http://www.infodecom.com/): tomado de esta pagina:


El episodio de la curación del mendigo ciego de Jericó (Mc 10, 46-52), que hoy se lee en las comunidades católicas, nos permite hacer un par de consideraciones acerca de su verosimilitud histórica e importancia teológica en el evangelio de Marcos.

El análisis de su historicidad, siguiendo la diversidad y convergencia de los criterios vigentes actualmente en el estudio científico de los evangelios, permite reconocer que la curación del ciego Bartimeo es un relato, con toda probabilidad, de carácter histórico. A esta conclusión se puede llegar si se tiene en cuenta la referencia por duplicado a un beneficiario concreto (el hijo de Timeo), la vinculación precisa de este hombre al lugar de la salida de Jericó, la mención explícita de dos expresiones en lengua aramea (el nombre Bartimeo y el tratamiento de Jesús como Rabuni -maestro-) y, sobre todo, la concepción arcaica del taumaturgo Jesús como Hijo de David. Este último dato es, según J.P. Meier y tal como apunta R. Aguirre, la reliquia de una cristología judía muy primitiva que no tuvo éxito después en la tradición cristiana pero refleja el estadio antiquísimo de su origen judío palestinense. Esta tradición atribuía a Salomón, el verdadero hijo de David, una gran reputación como exorcista y sanador, que se remontaría hasta el siglo I d. C., según se deduce tanto del historiador Flavio Josefo como del apócrifo tardío Testamento de Salomón. Por tanto se podría tratar de una alusión que tendría su contexto originario en la misma época del Jesús histórico.

Los evangelios repiten el grito del ciego, donde se invoca la misericordia de Jesús, el Mesías davídico, con la súplica heredada en nuestra tradición litúrgica del Kyrie, “eleison”. Marcos destaca que los discípulos son mediadores del encuentro entre el ciego y Jesús por encargo de este último. La misión dada por el Señor a todo discípulo es ser mediador del encuentro de Jesús con los necesitados, dando ánimo, levantando a los marginados y percibiendo la llamada de Jesús. También destaca Marcos que la respuesta del ciego a esta llamada es extraordinaria, pues, tirando el vestido y brincando, fue al encuentro de Jesús. El que era mendigo y ciego recupera la dignidad, la libertad y la alegría incluso antes que la vista, pues se ha encontrado con el Jesús de la misericordia entrañable de Dios. La fe ciega en Jesús se manifiesta en todo el proceso. Y esa fe conduce al camino de la salvación, prometido por Dios en Jeremías (Jr 31,7-9) para cojos y ciegos, en cuanto exponentes de la población de los indigentes en un pueblo oprimido, pero llamado por Dios al consuelo, a la libertad y a la alegría exultante.

Por eso la trascendencia de este milagro de Jesús radica en su profundo significado desde la fe cristiana. En la presentación evangélica de este encuentro liberador del ciego con Jesús es fácil percibir la connotación de una catequesis bautismal. La recuperación de la vista se vincula al bautismo como iluminación de la vida y el abandono del manto por parte del ciego representa la ruptura con el pasado para comenzar una vida nueva. La correlación existente entre el oír y el creer del ciego, y, a partir de su encuentro personal con Jesús, la recuperación de la visión y el ulterior seguimiento de Jesús en su camino a Jerusalén, convierten al ciego Bartimeo en el tipo del perfecto discípulo de Jesús.

Además, en el evangelio de Marcos este relato es la conclusión de una sección más amplia (Mc 8,22-10,52). En ella Jesús ha enseñado que el camino del Mesías pasa por el rechazo de las autoridades, por la cruz y por la incomprensión de los mismos discípulos al oír los anuncios de la pasión. Jesús reprocha a los discípulos su ceguera y su incapacidad para comprender el sentido de su persona y de su camino. Entre el Mesías del servicio hasta la cruz del que habla Jesús y el Mesías convencional del poder esperado por los discípulos existe un abismo. La pregunta de Jesús a los hijos de Zebedeo y al ciego de Jericó es la misma: «¿Qué quieres que haga por ti?» (Mc 10,36.51), pero la respuesta es radicalmente opuesta. Los primeros manifiestan su obcecación por aspirar a los primeros puestos del escalafón y su comprensión de Jesús en clave de poder, mientras que el ciego Bartimeo muestra su fe y su comprensión de Jesús como Mesías del servicio que tiene potestad para darle una nueva visión e introducirlo en un nuevo camino vital que le llevará al seguimiento de su mismo camino de servicio y de entrega a los demás. Nos podríamos preguntar cuál sería nuestra respuesta personal a esa interpelación de Jesús.

La carta a los Hebreos (Heb 5,1-6), sigue exponiendo los elementos del sacerdote supremo que es Cristo como mediador entre Dios y los hombres. El primer rasgo del sacerdocio de Cristo es su profunda solidaridad con los seres humanos, sus hermanos, con cuyas debilidades ha de ser siempre indulgente y compasivo (tal como muestra Jesús en el milagro de la curación del ciego). La máxima debilidad del hombre es el pecado, por el cual el sacerdote ha de ofrecer el sacrificio a Dios. La solidaridad y la indulgencia con la debilidad humana requiere en el sacerdote una gran humildad. El texto es aplicado a Cristo, Sumo Sacerdote, pero también tiene su consecuencia en la vivencia del sacerdocio ministerial. Un sacerdote no es más que otra persona, sino uno más, no pertenece a ninguna casta, ni heredada ni conquistada por carrera eclesiástica. En todo caso el sacerdocio es el don de una llamada de Dios, el cual confiere la dignidad sacerdotal mediante una ofrenda existencial, celebrada en la Eucaristía de la ordenación sacerdotal y que no tiene nada que ver con ritos ni ofrendas, sino con la entrega de la propia vida. La alusión a la Pasión de Cristo (Heb 5,7-10) revela que la ofrenda de la vida en el sufrimiento y mediante la oración fue aceptada por Dios y por eso la Pasión de Cristo es su consagración sacerdotal. El sacerdocio ministerial participa de esta misma gracia sacramental, pues la comunión con el sacerdocio de Cristo se va realizando en la vida mediante la transformación existencial de los sacerdotes, sobre todo cuando éstos aprenden la voluntad de Dios en la escuela del dolor humano y se solidarizan con sus hermanos crucificados convirtiéndose para todos en mediadores de los dones divinos. De estos dones, a la luz del evangelio de hoy, se pueden resaltar la dignidad, el consuelo, la libertad y la alegría. Vaya desde aquí ya nuestra oración y nuestra felicitación a los tres jóvenes diáconos, Mario, Eulogio y Mario, que dentro de un par de semanas recibirán, por la imposición de las manos, el sacramento del Orden Sacerdotal en Santa Cruz de la Sierra.

José Cervantes Gabarrón, sacerdote misionero y profesor de Sagrada Escritura

domingo, 18 de octubre de 2009

LA VOZ DE NUESTRO PASTOR DON MANUEL

Muy queridos catequistas:

En primer lugar, una palabra que expresa un reconocimiento obligado: ¡Gracias!. Este es el primer sentimiento que me embarga al pensar en vosotros y al escribiros esta carta. Muchas gracias por vuestra disponibilidad y por vuestro trabajo tan eficiente y generoso. Tenéis una hermosa tarea: estar al servicio del anuncio del Evangelio; ayudar y acompañar a otros en el camino de crecimiento en la fe; conducir y llevar a otros a Jesús.
Hace unos días, concretamente el domingo 4 de octubre, se celebraba en las diócesis aragonesas el día de la educación en la fe. Año tras año, esta jornada sirve de lanzamiento y de animación de la actividad catequética  para el nuevo curso, a la vez que indica objetivos y acciones comunes.


En ella se nos daba a conocer el hermoso lema de la catequesis para este año, un lema que hace nuestra la profesión de fe de Tomás: “Señor mío y Dios mío” (Jn 20,28). El Papa Benedicto XVI, en sus catequesis sobre los Apóstoles, nos recuerda la importancia de esta experiencia para nosotros: primero, porque nos conforta en nuestras inseguridades; en segundo lugar, porque nos demuestra que toda duda puede tener un final luminoso más allá de toda incertidumbre; y, finalmente, porque las palabras  que Tomás le dirige a Jesús nos recuerdan el auténtico sentido de la fe madura y nos alientan a continuar, a pesar de las dificultades, por el camino de la fidelidad a Él.
Con este deseo quisiera plantearos tres cuestiones que me parecen particularmente  importantes en el momento catequético que atraviesa actualmente  la Diócesis: 
1.- El anuncio, la transmisión y la vivencia del Evangelio se realizan en el seno de una Iglesia particular o diócesis (cf. DGC 217). Por eso, el Envío de los catequistas es un acontecimiento muy especial: la Iglesia local elige, da la responsabilidad y envía a unos miembros suyos para que anuncien a los adultos, a los jóvenes y a los niños la Buena Nueva de Jesús.

En unos casos se trata de preparar para un sacramento de la iniciación cristiana; en otros, de avivar la fe con una catequesis permanente. La vitalidad  de la fe de los catequizandos depende, al menos en gran parte, de
la acción y del testimonio de vida cristiana de los catequistas. Ser catequista y hacer catequesis no son un simple gusto o un tozudo empeño de la persona. Ambas cosas nacen de una llamada del Señor y, por tanto,
constituyen una auténtica vocación. La respuesta desinteresada y gozosa de los catequistas es un motivo de acción de gracias para toda la comunidad diocesana.
2.- El pasado 19 de junio, el Papa proclamaba oficialmente un ‘Año Sacerdotal’. Este hecho tiene también una incidencia importante para la catequesis. Los sacerdotes están llamados a ser pastores y educadores
de la fe en el seno de la comunidad cristiana. La experiencia muestra que la calidad de la catequesis de una comunidad depende, en gran medida, de la presencia y de la acción del sacerdote. Como catequista de
catequistas, a él corresponde suscitar el sentido de la responsabilidad común hacia la catequesis, una tarea que atañe a todos; cuidar la orientación de fondo de la catequesis y su adecuada programación; velar por
la formación de los catequistas, dedicando a esta tarea los mejores recursos (cf. DGC 224-225).

3.- Finalmente, es necesario subrayar la estrecha relación que une la catequesis con el recientemente aprobado y ya presentado Plan diocesano de Pastoral. Sin duda alguna, una de nuestras tareas consiste en
garantizar la vinculación de la catequesis con el Plan de Pastoral y ayudar a los catequistas a ser cooperadores activos de este proyecto común.

La solicitud de los pastores hacia la catequesis llega hasta allí a donde llega la acción catequética. La primera línea de acción de nuestro Plan: “Cuidar de modo especial los procesos de iniciación cristiana”, con sus
objetivos encaminados a velar por la continuidad de estos procesos y a reivindicar el papel de la familia en los mismos, toca en la línea de flotación de la acción evangelizadora de la Iglesia. Entre todos tendremos
que buscar los medios más aptos para hacer de la Iglesia la casa y la escuela de la iniciación a la vida cristiana, prestando atención a los signos de los tiempos. Mucho ayudarán en esta tarea la difusión y la implantación del nuevo Catecismo para la iniciación cristiana y el material de apoyo preparado por nuestra Delegación Diocesana de Catequesis, en concreto el cuaderno de trabajo “Queremos ver a Jesús”. De sobra sabemos que estos instrumentos y, en particular, el propio testimonio son el catecismo vivo que nuestro mundo necesita leer.

Queridos hijos e hijas, ya en la Introducción al Plan de Pastoral os invitaba a recorrer este nuevo período con ilusión y esperanza. Catequistas: “Llenad vuestro nombre”, escuchad en vuestro interior la llamada
de Dios a hacer resonar el Evangelio de la vida y de la esperanza.
Pido a Dios Padre bendiga a todos los que estáis destinados al servicio de la catequesis, para que, cumpliendo fielmente la tarea que se os confía, proclaméis a Jesucristo y deis, así, gloria a Dios, autor y amigo de la vida.
Con la mayor alegría os convoco a la Misa de Envío de catequistas, que, como ya sabéis, celebraremos el próximo sábado, día 17 de octubre, a las 19 horas, en la parroquia de Cristo Rey, de Zaragoza.

† Manuel Ureña, Arzobispo de Zaragoza

DOMUND 2009


EN  su carta, que titula con el lema del Domund de este año, 'La Palabra, Luz para los pueblos', monseñor Osoro manifiesta que "todos los cristianos estamos llamados a evangelizar, hasta dar la vida también con el martirio" y justifica el empeño de llevar el Evangelio a todos los pueblos porque "la Palabra de Dios cura, la Palabra de Dios consuela y la Palabra de Dios ilumina", según informó el Arzobispado en un comunicado.


Además, el titular de la archidiócesis de Valencia asegura que es "una gracia de Dios la experiencia que nos propician todos los misioneros y misioneras, de poder estar muy cerca de todos los hombres, pues a todos tiene que llegar el anuncio de Jesucristo".

Más adelante, propone el arzobispo de Valencia cuatro compromisos a los cristianos para fomentar el espíritu misionero. En primer lugar, "situarse ante la presencia de Dios con reposo y sin prisas"; en segundo término, asumir que "nuestra misión es que esta verdad la descubran todos los hombres"; en tercero, "descubrir la grandeza de proclamar la Palabra en todos los pueblos, que tiene que ser conservada, atesorada, pero no de una manera pasiva, como mero depósito o almacén, porque es una Palabra viva"; y en cuarto, "hallando los efectos de la Palabra de Dios, sentiremos la urgencia de que todos los hombres conozcan esta Palabra".

De igual manera, monseñor Carlos Osoro recuerda el papel de los cristianos "ante la vocación radical de la humanidad a regresar a su fuente que es Dios mismo" y subraya que "la Iglesia sin confines y sin fronteras se siente responsable del anuncio del Evangelio ante los pueblos". En consecuencia, "su misión es llamar a todos los pueblos a la salvación operada por Dios a través de su Hijo Jesucristo", sostiene.

El arzobispo de Valencia concluye su carta confiando a la Mare de Déu dels Desamparats "que interceda por nosotros y nos guíe en la acción misionera, para que Ella nos ayude a ser generosos en obras y en oración, en todo tiempo y especialmente en este día del Domund".

lunes, 12 de octubre de 2009

FIESTAS DEL PILAR

Que estas  fiestas  de  Nuestra Madre la Virgen del Pilar  traiga  la  Paz y la Armonia  a nuestro  Mundo,
a este  mundo que  tanta  falta  hace,  Bendita y alabada  sea  en que Maria  vina  a Zaragoza  en  carne  mortal.
Por  siempre  sea, por  siempre  sea,  bendita y  alabada.


Queridos  hermanos  y  hermanas, que cada  dia  vayamos  caminando  junto a nuestra madre la peregrina que nos  lleva  junto a  ella, enseñandonos  su cariño  su bondad,  su comprension y  su  anhelo de  sembrar  la paz.
VIVA LA  VIRGEN DEL PILAR

domingo, 11 de octubre de 2009

LA ESPERANZA


La esperanza no es fingir que no existen los problemas, es realmente la forma más exacta de encontrar las soluciones, que nos brinda la vida cotidiana.
Es la confianza de saber que estos no son eternos, que las heridas curarán, y las dificultades se superarán. Es tener fe, es una fuente de fortaleza y renovación absoluto de nuestro interior, la que nos guiará desde la oscuridad hacia la luz.
Cuando el amor profundo de tú vida no te quiere, cuando la llamada que esperas nunca llega, cuando no consigues el trabajo que deseas, cuando no recibes la invitación que esperabas..... el mensaje no es que no te lo mereces..... el mensaje no es que no eres importante..... el mensaje es que tú mereces algo mejo
r.
Cada vez que sientas decepción por no recibir lo que deseas ó esperas, no lo veas como rechazo ó mala suerte.... simplemente piensa que es una tremenda oportunidad a algo mucho mejor de lo que esperabas obtener de la vida.
La vida está hecha de millones de momentos, vividos de mil maneras distintas ó diferentes. Algunos, buscamos amor, paz, armonía, comprensión, ternura. Otros sobrevivimos día a día, semana a semana, mes a mes, y de año a año. Pero no hay momentos más plenos que aquel en el cual descubrimos con alegría, que la vida , con sus constantes alegrías, y sus penas, debe ser vivida a plenitud día a día
.
Aunque vivamos en una mansión de cuarenta cuartos, rodeados de riquezas y siervos los cuales nos sirven a plenitud ó en una choza humilde, ó luchemos de mes en mes para pagar el alquiler, tenemos el poder absoluto de estar totalmente satisfechos, y vivir una vida con verdadero significado.
Día a día, semana a semana, mes a mes, año a año, tenemos ese poder absoluto, gozando cada momento que nos ofrece la vida, y regocijándonos de cada sueño. Porque, cada día es nuevo y flamante, y podemos empezar de nuevo y realizar todos nuestros más anhelados sueños, en un mundo futurista.
¡CADA DÍA ES NUEVO, Y SI LO VIVIMOS PLENAMENTE, PODREMOS REALMENTE GOZAR DE LA VIDA Y VIVIRLA A PLENITUD, Y REALIZAR NUESTROS MÁS ANHELADOS SUEÑOS FUTUROS

jueves, 8 de octubre de 2009

INVITACION CONFIRMACION


"Pero el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas y os recordará todo lo que os he dicho". JUAN 14:26


Te invito a ti querido amigo (a) a participar del nuevo curso de confirmación.
Jesús el amigo de los mas pequeños y sencillos toca vuestra puerta y quiere acompañaros.

Os espero a partir del sábado 31 de Octubre
PARROQUIA SAN ANDRES APOSTOL
“La Iglesia mira a los jóvenes; es más, la Iglesia de manera especial se mira a sí misma en los jóvenes.  Las palabras de san Juan en su Primera Carta pueden ser un singular testimonio: -decía san Juan- Os escribo, jóvenes, porque habéis vencido al Maligno. Os he escrito a vosotros, hijos míos, porque conocéis al Padre… Os he escrito, jóvenes, porque sois fuertes y la Palabra de Dios permanece en vosotros”
Mensaje de Juan Pablo II a los Jóvenes en las JMJ  Espíritu Santo: Es el verdadero protagonista de nuestra filiación divina, nos ha regenerado a una vida nueva en las aguas del bautismo. Desde ese momento él se une a nuestro espíritu para dar testimonio de que somos hijos de Dios. La gran tarea de los jóvenes es de construir una sociedad más justa y solidaria guiada por el espíritu santo.

jueves, 1 de octubre de 2009

La mies es mucha y los obreros pocos

Lucas 10, 1-12


En aquel tiempo, designó el Señor otros setenta y dos, y los envió de dos en dos delante de sí, a todas las ciudades y sitios a donde él había de ir. Y les dijo: La mies es mucha, y los obreros pocos. Rogad, pues, al Dueño de la mies que envíe obreros a su mies. Id; mirad que os envío como corderos en medio de lobos. No llevéis bolsa, ni alforja, ni sandalias. Y no saludéis a nadie en el camino. En la casa en que entréis, decid primero: "Paz a esta casa." Y si hubiere allí un hijo de paz, vuestra paz reposará sobre él; si no, se volverá a vosotros. Permaneced en la misma casa, comiendo y bebiendo lo que tengan, porque el obrero merece su salario. No vayáis de casa en casa. En la ciudad en que entréis y os reciban, comed lo que os pongan; curad los enfermos que haya en ella, y decidles: "El Reino de Dios está cerca de vosotros." En la ciudad en que entréis y no os reciban, salid a sus plazas y decid: "Hasta el polvo de vuestra ciudad que se nos ha pegado a los pies, os lo sacudimos. Pero sabed, con todo, que el Reino de Dios está cerca." Os digo que en aquel Día habrá menos rigor para Sodoma que para aquella ciudad.


Reflexión


En este pasaje Jesús nos enseña a hacer apostolado. Es decir, a actuar como actuaría un discípulo de Cristo. Pero antes de mandarlos les dice algo que parece más un lamento que una orden: “La mies es mucha y los obreros pocos”. Hay mucho por hacer en este mundo para extender el Reino de Cristo, para hacer que, como rezamos en el Padrenuestro, “venga su Reino” entre nosotros.

Cristo necesita de nuestra colaboración. Por eso manda otros 72 discípulos a predicar. No se basta con los doce y manda otros 72. Esto es, no sólo manda a sus sacerdotes, es decir, sus 12 apóstoles, sino también a los laicos.

Cristo necesita de nuestra ayuda. Necesita de nuestra vocación de católicos. Necesita que en verdad tomemos en serio el compromiso que hemos adquirido cuando fuimos bautizados y que reafirmamos el día de nuestra confirmación. Por tanto, que hoy sea un día diverso de los precedentes. Hoy Cristo nos manda a predicarle en nuestro entorno social. No será fácil. Ya nos lo ha advertido: “os envío como ovejas en medio de lobos.” Pero al mismo tiempo no hay que tener miedo porque Cristo mismo ha prometido a sus discípulos que estará con ellos hasta el fin del mundo. Que Cristo sea hoy nuestro criterio de acción.

Acompañemos nuestras actividades de este día con cinco minutos de oración pidiendo también a Dios por las vocaciones, para que envíe más obreros a su mies.