Entrada destacada

FORMAR DE AGRADECER A NUESTROS CURAS

Nuestros párrocos son algunos de los miembros más trabajadores de la Iglesia. El sacerdote parroquial típico trabaja los fines de s...

Seguidores

SEGUIDME

viernes, 1 de noviembre de 2013

PUEDO SER SANTO???



Hoy en día hablar de santidad resulta poco menos que chocante para la sensibilidad moderna, tan ocupada en asuntos más importantes. El dinamismo secularizante de nuestros tiempos ha relegado la santidad al campo de lo mítico e incluso de lo anecdótico. Los santos aparecen como seres cuasi legendarios, cuyas pálidas imágenes adornan los oscuros rincones de las iglesias.
 
Para muchos bautizados el tema de la santidad se presenta no menos distante y ajeno, como un ideal muy digno y encomiable, pero totalmente lejano e inalcanzable. Existe, sí, una profunda veneración y respeto hacia aquellos hombres y mujeres que hicieron de su vida cristiana un testimonio heroico de virtudes, pero también se les percibe como un grupo de elegidos, una suerte de aristocracia espiritual para quienes están exclusivamente reservadas las altas cumbres de la unión con Dios.
 

Sin embargo, el Concilio Vaticano II nos recuerda una verdad fundamental, siempre presente en la vida de la Iglesia pero que hoy en día adquiere una especial resonancia para los hombres y mujeres de nuestro tiempo: "Todos los fieles cristianos, de cualquier condición y estado, fortalecidos con tantos y tan poderosos medios de salvación, son llamados por el Señor, cada uno por su camino, a la perfección de aquella santidad con la que es perfecto el mismo Padre" (Lumen gentium, 11).
 
¡Sí! ¡Todos estamos llamados a ser santos! Dios mismo "nos ha elegido en Él antes de la fundación del mundo, para ser santos e inmaculados en su presencia, en el amor" (Ef 1, 4). Ése es el camino de plenitud al cual nos invita el Señor Jesus: "Sed perfectos como es perfecto vuestro Padre celestial" (Mt 5, 48). No basta, pues, con ser buenos, con llevar una vida común y corriente como todo el mundo, sin hacerle mal a nadie. El Señor Jesús nos invita a conquistar un horizonte muchísimo más grande y pleno: la gran aventura de la santidad. Ésa es la grandeza de nuestra vocacion: "Porque ésta es la voluntad de vuestro Dios: vuestra santificación" (1Tes 4, 3).

Por tanto  podremos de decir que  Santidad es caminar  a imagen y  semejanza de Dios, un  Dios humano y Divino, un  Dios misericordioso que nos permite  equivocarnos y  nos  permite  aprender  de cada  uno de ellos para ser mejores  y  sobre todo  caritarivos con el Otro.
 
No podemos  quedarnos  indiferente ante la  adversidad que se presenta en contracorriente  aquello que nos  aleja del Amor De Dios esa  es nuestra meta  esa  es  nuestra posibilidad de  ser  hombres y mujeres de la  Esperanza  de un mañana  mejor.
Santidad no son  las  estatuas  de los  templos, ellos  simplemente nos  recuerdan  a la persona que  paso por el mundo haciendo el  bien,  santidad es vivir con alegría  ese  amor  entregado  a los  hombres para vivir en libertad, paz, justicia y sobre todo caridad  para con el prójimo; solo  ahí podremos decir que santidad  ser parte del cuerpo místico de Cristo.
 
Recordemos a Santos del  hoy: Juan Pablo II, Madre Teresa de Calcuta, San Francisco de Asís, pero sobre todo  a los santos anónimos que no están en los  altares y que puede ser que sean  nuestra padre, nuestra madre,  nuestro  hermano, nuestro vecino, son ellos también  santos?  Pues  si  ellos  también  son Santos. Por eso en el Credo  decimos  Creo  en una  iglesia católica y apostólica pero también es  pecadora, eso no debemos  olvidarlo.

Solo  deciros amigos  que  seamos  hombres  virtuosos que vivamos desde la FE, CARIDAD Y  ESPERANZ y a buscar el  equilibrio constante en nuestro andar por el mundo, hoy más que nunca os necesitamos a vosotros que sois  imagen viva del Dios con nosotros. Por esto no solo es para  curas y monjas  también para cada uno de vosotros que  sois y participáis del  pueblo santo  de Dios.
 



GRACIA Y LIBERTAD
La santidad aparece ante nosotros como un apasionante desafío. Se trata de un largo camino por recorrer, no exento de dificultades. Ser santos no es algo fácil. Nunca lo ha sido. Pero tampoco se trata de algo imposible, pues es la fuerza de la gracia la que nos guía y sostiene.

OTRO DIA OS COMPARTIRE UNA REFLEXION  DE MI PEREGRINACION HACIA TIERRA DE JUAN PABLO II 

12 comentarios:

  1. Cuando pienso que cualquiera puede ser santo me pregunto por qué me resulta a mí tan dificil si estoy en el gran grupo humano de cualquiera.........
    Alcanzar la santidad debería ser el reto de todo cristiano que cómo bien dices es dificil pero no imposible.Saludos

    ResponderEliminar
  2. Muy bonito su articulo. Cada vez que le visito me siento un poco mejor. Es muy importante encontrar el equilibrio en la vida y yo opino que no lo podemos encontrar si no tenemos una base, algo que hay en nosotros que nos diga: tu puedes ser bueno, tu tienes un camino por seguir y haras muchas cosas bonitas e importantes. Solo ten fe!
    Le envio un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  3. hay cosas que uno no debe de preguntarse, por que en realidad uno debe hacer el bien y no mirar a quien, si con sus actos otros sienten que son ayudados y reconfortados ello deberia de bastar para sentir paz en el corazón.

    ResponderEliminar
  4. Es un camino un poco más difícil y quizás por ello es que lo dejamos de lado, pero creo que con un pasito cada día podemos lograrlo, es una excelente reflexión para el alma porque estamos hechos de amor y es lo que deberíamos dejar fluir .

    Un saludo Miltón.

    ResponderEliminar
  5. Que magnifica y completa entrada Milton, l Tenemos que ser valientes y luchar por aquello que amamos.! La santidad es más sencilla de lo que parece...Dejarnos hacer por Dios...pero esto nos cuesta mucho, queremos caminar solos, hacer nuestra voluntad. No tenemos que desanimarnos jamás, hay muchos santos a nuestro lado ... Dios nos quiere muy cerquita de su corazón..¡Muchas gracias! Dios le bendiga.

    ResponderEliminar
  6. Hola amigo Milton.
    Ciertas tus palabras (Puedo ser Santo) pero solo el Creador de todo lo que es y existe lo sabe, hay muchos que no están en el santoral de la iglesia, y sin embargo con sus historias olvidadas por el ser humano, solo el Creador puede ponerlos y asentarlos en el lugar que les correspone.
    Para mí, lo que siempre me funciona aunque a veces nos trae dolor es, ayudar y hacer bien a todos y todo a mi alrededor y no dañar a nadie ni a nada, hasta de la cosa más insignificante podemos aprender a amar.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  7. Hola mi querido amigo Milton, excelente post. Siempre que alguien me dice «Yo no hago mal a nadie»Le respondo...¿Pero haces algún bien a otros que lo están necesitando? y claro...no puede contestarme a ello.No basta como bien dices no hacer mal a nadie.
    Te dejo este poema de una seglar que mucho me ayudó
    QUÉ ES SER SANTO

    No es carecer de defectos,
    ni nacer con perfección,
    es por encima de todo
    ¡saber dar tan solo amor!

    No es esperar que te quieran
    sino saberlos querer,
    aunque en pago a mi cariño
    ellos me hagan padecer.

    No solo amar al que me ama
    es, al que me clava en la cruz
    besarle, para que Jesús
    le ilumine con su luz.

    Es ser humilde, sencilla,
    y aprender a sonreír
    para alegrar al hermano
    y hacerle dulce el convivir.

    No es decir cosas bonitas,
    ni saberlas explicar,
    es que lo diga mi vida
    en una entrega total.

    Es olvidarte del «Yo»
    por pensar en los demás
    que son retrato de Cristo…
    Aquí está la santidad.


    Aut. Dña.Genoveva Palomino
    Espero que te haya gustado.
    Un beso de ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hna me gustaria saber de quien es ese poema. y Puedo usarlo para una exposicion? hno Julio Bautista DJ Miembro profeso del I Religioso san Juan Bautista comunidad Argentina

      Eliminar
  8. Hola mi estimado, excelente post, me gustaron las imagenes que le acompañan.
    ♥♥♥
    Los Amigos no necesitan estar siempre juntos;
    Lo importante es saber que siempre te recuerdan,
    Te quieren y desean lo mejor del mundo para Ti.
    ♥♥♥
    Un abrazo de esta amiga de Venezuela.
    (¯`v´¯)
    `•.¸.•´
    ¸.•´¸.•´¨) ¸.•*¨)
    (¸.•´ (¸.•´ .•´¸¸.•´¯`•-> SOYPKS

    ResponderEliminar
  9. Comparto con mi razón y mi corazón
    tu magnífica disertación,
    la santidad debe de ser la meta
    en casa uno de nosotros,
    claro que cuesta pero es el propósito
    aunque somos débiles y pecamos
    y caemos, hay que levantarse y seguir rezando
    y actuando en nombre de Jesús,
    un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Toda alma que entra en el reino de los cielos, es santo, y por lo tanto pedimos su intercesión. Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. ¡Alégrate! Que una nueva semana comienza en unas horas y es momento de dejar atrás la pereza. Viva cada día al máximo y has que todos los días haya fiesta. ¡Ten un lindo lunes!

    El equipo de acompáñame

    ResponderEliminar

GRACIAS POR COMENTAR Y REZA POR MI