Entrada destacada

FORMAR DE AGRADECER A NUESTROS CURAS

Nuestros párrocos son algunos de los miembros más trabajadores de la Iglesia. El sacerdote parroquial típico trabaja los fines de s...

Seguidores

SEGUIDME

jueves, 7 de junio de 2012

COMO VIVIR EL DOLOR..

 


 Cuando algo se pierde, sobre todo en lo relativo a vínculos personales, un vacío insalvable queda dentro del que lo padece. Pero siempre es bueno estimular la reflexión sobre esos sucesos  que nos motivan a pensar en los acontecimientos vividos.

Si hablamos de  dolor  seguramente  todos  iremos a recordar muchos pasajes de nuestra  vida, cada uno con sus  ingredientes, a veces penosas, tristes, nostalgicas, desesperanzadoras, desalentadoras, etc., asi  podriamos seguir nombrandola  una  tras  uno, sin darnos  mucha pausa.

 "El que acepta sufrir, sufrirá la mitad de la vida; el que no acepta sufrir, sufrirá durante su vida entera." (Confucio)

 Pero el dolor que no se  puede  superar es la  MUERTE,  ahi, ahi  dimos en el clavo  verdad.
Desde mi corta  experiencia de sacerdote, veo que es la situacion la que nos  aturde  y nos  deja  tan  vacios a veces hasta  sin  aliento,  el hombre  enfrentado con su  dura  realidad de  ser  mortal,  el hombre  enfrentado con su nada,  el hombre  enfrentado  con su  condicion  de  humano.
 "Amar al otro es renunciar a poseerlo, incluso muerto; renunciar a que vuelva, descubrir que sigue estando ahí, en un silencio que ya no nos causa pavor, en un desierto que se hace acogedor de lo más valioso que tenemos, lo esencial de lo que permanece cuando ya no se puede nada." (Jean Yves Leloup)

A veces los hombres  creemos que  tenemos  soluciòn para  todo, dejame decirte  que no es  asi, pues  no tenemos  solución para  todo;  os puedo  asegurar que  hasta el mas  poderoso  se  siente  inutil  en el  momento de la  verdad.
A mi  tambien me pasa  eso,  cuando  tengo  que hablar en un  funeral, muchas  veces me  quedo vacio  si no tuviera  escrito lo que humildemente debo decir,   me  quedaria en  Silencio, de hecho que muchas  veces  suelo  hacer, quedar en silencio, "El amigo que está en silencio con nosotros, en un momento de angustia o incertidumbre, que puede compartir nuestro pesar y desconsuelo... y enfrentar con nosotros la realidad de nuestra impotencia, ése es el amigo que realmente nos quiere." (Henry Nouwen);  para no  decir:  lo siento,  te acompaño en el sentimiento, etc,
 palabras que muchas  veces para los familiares  suenan a vacio,  yo la verdad  prefiero  desearles la paz, que  es  el  saludo que  dió Jesus  despues de  resucitar,  alli  donde los  apostoles estaban perdidos en sus  lamentos y  sus  desconsuelos,  quien mas podria  levantarles, sólo El Jesús  el  gran  animador  y  el  gran  maestro.

 "Dicen que las alegrías, cuando se comparten, se agrandan. Y que en cambio, con las penas pasa al revés. Se achican. Tal vez lo que sucede, es que al compartir, lo que se dilata es el corazón. Y un corazón dilatado esta mejor capacitado para gozar de las alegrías y mejor defendido para que las penas no nos lastimen por dentro." (Mamerto Menapace)


Lean esta  reflexion maravilloso  me  envio un amigo  pienso que  debe ser del  ciber espacio:
El dolor en sí mismo no es un mal que tengamos que evitar a toda costa.

El dolor es un maestro que nos puede enseñar muchas cosas.
El dolor nos instruye, nos dice que cambiemos, que dejemos de hacer una cosa y emprendamos otra, que dejemos de pensar en cierta forma y empecemos a pensar en forma diferente.
Y cuando nos negamos a escuchar al dolor y a sus enseñanzas, lo único que nos queda es convertirnos en escapistas.

Efectivamente, lo que decimos es:

no voy a escuchar,
no voy a aprender,
no voy a cambiar.

Las personas abiertas y que van creciendo no toman a regañadientes la pedagogía del dolor y buscan el cambio. Intentan respuestas y correcciones adecuadas.
Los otros no escuchan las enseñanzas del dolor.
Se contentan con establecerse y vivir con el 10 % de su potencial humano. Se contentan con morir, sin haber realmente vivido.
Mediante las verdaderas y permanentes relaciones del amor, podemos recobrar la aceptación de nosotros mismos, la realización de lo que valemos.
Si poseemos estas dos cualidades,
todo lo demás se irá desplazando en dirección del crecimiento, por el sendero de la paz.

Cuando faltan el amor y el sentido del valor personal, lo único que queda es una existencia parcial.
Y así solo podremos lograr una fracción de lo que pudimos haber logrado y sido.
La Gloria de Dios que consiste en que la persona viva plenamente, habrá quedado recortada.
Aprendamos del dolor.
"Nunca nadie me dijo que el dolor se sentía como se siente el miedo... La misma tensión en el estómago, el mismo desasosiego." (C. S. Lewis)


Hoy  dia  que  es  Corphus Cristi  os encomendare  en misa  a  todos  vosotros si quereis  que  ofrescamos la  misa por  alguien en particular  solo tenes que  dejarme  el  nombre y  lo hare con  gusto.  Permiteme que te acompañe y  podamos  vencer el dolor de la  perdida con la esperanza de que  volveremos a  encontrarnos alli  donde tenemos  un sitio.

14 comentarios:

  1. Es reconfortante leerte y visitar este sitio.
    En lo personal estoy pasando una situación muy díficil con mis padres, están muy enfermos y cuando hablas del dolor, indudablemente que me llega y mucho.
    Hay una reacción extraña en mi, que evita mostrar la angustia, intentando "disfrazar" ese sentimiento con un estado de ánimo que no es el verdadero.
    Ni siquiera me gusta trasmitir eso cuando escribo, pero me doy cuenta que a veces es necesario expresarlo.
    Te dejo un fuerte abrazo, leí una vez algo sobre el dolor...es único para cada individuo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por esta reflexión, enseñanza contra el dolor y por encomendarme en la Misa de hoy del Corpus Christi.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. cuando el dolor nos hace ser pequeños, muchas veces el hombre se convierte en el ser mas preciado en su mundo y en nuestro mundo.
    El dolor es poco probable que se supere, pero la esperanza siempre la tendremos como la certeza de vencer aquello que hasta los mas cientificos de la medicina no pudieron vencerlo, por mas pastillas que nos receten.
    Hay dolores que pueden ser dias, meses, años y quiza mas que ello nos puede dejar sin respiración.
    es mejor vivir desde el dolor con la aceptacion.

    ResponderEliminar
  4. En el momento del dolor en españa, tienen la costumbre de acompañar al doliente, lo mas triste es que dicen:
    vamos a cumplir...
    entonces cumplen con lo pactado?
    no lo se pero si muchos hacen eso, o mejor tovadia, los hombres llegan hasta la puerta del templo y se quedan a hacer sociales por decirlo asi elegantemente....
    y se quedan en la puerta o en el bar
    que triste que tengamos que ser asi.... de .... mejor no digo
    petra

    ResponderEliminar
  5. !!Hola,milton!!

    Buena reflexion y un buen post,tocas el alma,si eso se puede hacer,tu lo haces,amigo mio.

    Es una tristeza inmensa intentar comprender el rastro y el vacio q el que se va ha dejado en nosotros. Pero hay q saber ver, y vivir, cómo quien se va ya forma parte de nuestra identidad,q hay mucho de él en nosotros q debemos guardar y pensar solo en todo lo q nos ha dado y ha quedado albergado en el corazón.
    Muchisimos besos,milton.

    ResponderEliminar
  6. Uno ha de sufrir primero para poder arriesgarse a hacer lo que verdaderamente ama.

    ResponderEliminar
  7. Mi solidaridad con los que sienten dolor en estos momentos, que bueno que como sacerdote ore por ellos, me uno a usted en la oración, por una amiga enferma. Es cierto que la tolerancia al dolor no es igual para todo el mundo y que cada quien lleva una cruz de diferente tamaño, pero es la Fé, quien nos dá la resistencia.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  8. Tengo muchos poemas donde hablo sobre este tema: el dolor y la verdad que en la poesía es una fuente de inspiración.

    Complicado es hablar de la pérdida de un ser querido, como bien dices nunca se supera, y es mejor que sea así, recordar que esa persona no sé debió ir nunca es una forma de vivir a su lado.


    Un abrazo María.

    ResponderEliminar
  9. Efectivamente el dolor es un gran maestro,nos muestra la humildad y desde ella contemplamos nuestros límites...Los aceptamos y miramos hacia arriba,poniendo nuestra vida en manos del Creador.El dolor derrumba nuestro "ego"nuestras vanidades y orgullos.Nos abre la consciencia interior y el espíritu abre sus alas a la inmensidad...He vivido la enfermedad de mi madre hasta el final y ahora los fines de semana cuido a mi padre,que está en silla de ruedas...Todo ello es doloroso,pero,sé que tenemos la luz,la fuerza y la confianza para seguir adelante,porque llevamos dentro la esencia del amor,la esencia de Dios.
    Mi gratitud por tus posts,profundos,humanos y alentadores.
    Mi abrazo grande y mi ánimo siempre,amigo.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  10. Esta vida está tan llena de dolor cómo de alegrías, van acompañadas y son inseparables.Todo día tiene su noche y también son inseparables.Tanto ante un dolor cómo con una alegría las personas reaccionamos de forma diferente, hay quien rechaza uno pero acepta el otro y eso no puede ser así, lo más inteligente es aceptar ambos ya que si las alegrías nos hacen sentir muy bien el dolor nos hace más fuertes si lo sabemos llevar, de todo se puede sacar su lado positivo..........Gracias pr acordarte de nosotros en la Misa del Corpus, "porfa" reza por que todo salga bien en un viaje a Filipinas de mi hija y yerno por una muy buena causa.Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  11. Es duro perder a alguien, pero Dios está ahí. Pensamos muchas veces en que la vida parece que se acabe en la Tierra, y estamos equivocados. Gran entrada. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
    http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

    ResponderEliminar


  12. Cuando paso a visitarte me crezco con los textos encontrados, que son el archivo de las vivencias, poesías o momentos de un trayecto de vida, que con ayuda del recuerdo han regresado al presente recobrando protagonismo.

    Siendo hoy uno de esos momentos, que cuando me valla, me llevaré ese buen sabor en la comisura de los labios, porque has sabido aderezarlos con la textura de las palabras…

    Un feliz viernes ya casi fin de semana te deseo, algo que siempre se espera con ansiedad para dedicárselo a diferentes prioridades que se van posponiendo.

    Un beso tan profundo
    Como el sentimiento
    Del aprecio
    Que nos ha unido.
    María del Carmen



    ResponderEliminar
  13. Estupendas las cosas que nos dejas.

    Saludos y una abrazo.

    ResponderEliminar
  14. A dor de uma perda é terrivel, doe a alma, o corpo todo, só Deus pra nos da força pra suportar.
    Parabéns pela beleza do texto que me fez refletir muito.

    Um grande abraço!

    ResponderEliminar

GRACIAS POR COMENTAR Y REZA POR MI